Un sueldo muy desorbitado, y eso de “Corren el riesgo de equivocarse”…; Se equivocan porque son humanos y no les pasa nada, ni les sancionan, ni les repercute en el sueldo, ni les despiden, ni nada. Digan lo que digan, el juez tiene la ultima palabra, a no ser que un partido politico gordo le revoque. Bueno… para eso han estudiado y opositado. Y al que le enoje, que estudie y oposite.

Responder